ALACRÁN O ARRACLÁN = ESCORPIÓN

Alacrán

El escorpión, alacrán o arraclán, como se le denomina en algunos sitios de España y de Aragón, es un artrópodo cuyo orden (Scorpiones) pertenece a la clase Arachnida. Sus mayores diferencias de los otros arácnidos, a simple vista, son el par de pinzas, el cuerpo alargado y la cola acabada en un aguijón.

 

Su alimentación puede ser bastante variada, desde diversos invertebrados como insectos y arañas o caracoles hasta pequeños vertebrados como roedores, serpientes o lagartos, aunque depende mucho de cada especie de alacrán.

 

Son exclusivamente nocturnos y muy ágiles en lanzar el aguijón por encima de su cabeza. Así que para intentar encontrar alguno, lo primero que debemos hacer es informarnos del lugar en donde han podido ser vistos. En segundo lugar, como su actividad es esencialmente nocturna, al querer fotografiarlos de día debemos armarnos de paciencia e ir levantando pedruscos para comprobar si debajo hay alguno de ellos sesteando. Cuando los encuentras están con la cola enrollada, placada en el suelo junto al cuerpo, y en cuento los tocas con un palito o pajita (recomiendo la pajita u objeto blando para no dañarlos) levantan la cola y se ponen en actitud amenazante con las pinzas por delante "cuidado con el aguijón". Lo normal es que salgan huyendo, por lo que, como he dicho antes hay que armarse de paciencia y hacer que se quede quieto, suele hacerlo, sobre todo si coincide con una sombra. El sol le molesta bastante, por lo menos la experiencia que yo tengo.

 

Eso si una vez que conseguimos que se quede quieto, suele permanecer de la misma postura durante bastante rato, lo que te da tiempo a acomodar el trípode y la cámara. De hecho te puedes acercar bastante y ni se inmuta. Concretamente las fotografías que acompañan a este post están realizadas con un objetivo Tamron 90 SP macro a una distancia de foco de entre 25 a 30 cm. El alacrán de estas imágenes tendría alrededor de 10 cm o poco más sis estirásemos lo cola. Es conveniente hacer que se suba en alguna de las piedras del terreno para que se separe un poco del confuso fondo del suelo que tan poco fotogénico es.

 

Yo tuve suerte y lo localicé enseguida en la cuarta o quinta piedra que levanté, en una zona por la que no iba desde hace más de 40 años, cuando era crío y acudía en bicicleta a casa de mis tíos. Recordé que en una ocasión estuve a punto de pisar uno de ellos con la rueda de la bici. Una vez realizada la sesión fotográfica hice un hueco en el suelo, coloqué un pedrusco encima y llevé el alacrán hasta allí. no perdió ni un instante en meterse en el agujero, y allí lo dejé. Otro día buscaré otro ejemplar más grande, aunque creo que los de esta tierra zaragozana suelen ser de tamaño pequeño. Y tener cuidado porque son rapidísimos en lanzar el aguijón….

 

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    ciriaco aicua (sábado, 23 agosto 2014 16:10)

    Mi abuelo le pico uno en caparroso (navarra) y el burro qyw tenía le llevo al médico y kW salvo.estuvo mucho tiempo en casa sin moverse con medicinas. quisuwra información a mi casa gracias.....

  • #2

    graciela (viernes, 19 mayo 2017 22:45)

    son venenoso para ser humano o no

  • #3

    Imagenesdenaturaleza (domingo, 21 mayo 2017 23:16)

    Ciriaco, no soy experto en escorpiones, simplemente soy un fotógrafo aficionado a la fotografía de naturaleza. Y, si, Graciela, son venenosos.