Hora del baño

Una de las pocas ventajas que tienen los veranos muy secos es que si encuentras una balsa con un poco de agua, vas a fotografiar cantidad de aves y a veces mamíferos, sobre todo si en los alrededores es la única balsa existente. Simplemente tienes que estar bien camuflado y esperar, poco pues a pesar de que te ven cuando te escondes, pasado una rato, no muy largo, empiezan a venir a beber, al principio tímidamente, pero en cuanto cogen confianza acuden en gran número y, ya en la plenitud de la confianza o porque el calor aprieta, empiezan a darse unos enérgicos baños en el agua. Hoy he tenido suerte pues han acudido varias especies distintas (mirlo común, tórtola europea, pardillo común, verdecillo, verderón, escribano soteño, escribano mentesino, papamoscas gris, carbonero común, mosquitero musical, jilguero y cantidad de pinzones comunes). Eso si, casi todo jovenzanos, lo que complica a veces sobremanera su identificación y hay que acudir a los amigos expertos en la materia. Dejo unas cuantas imágenes de estos diminutos seres disfrutando del baño veraniego....

Escribir comentario

Comentarios: 0